Implícate, son as túas veciñas, campaña contra la violencia de género para el Ayuntamiento de Ortigueira

 

 

 

 

 

 

 

 

Este año diseñamos por primera vez para el Ayuntamiento de Ortigueira la campaña contra la violencia de género “Implícate, son as túas veciñas”. La Concejalía de Igualdad tenía claro que debería ser un trabajo pensado especialmente para la gente de la zona rural -por su especial vulnerabilidad- y que iría dirigido a las personas que muchas veces sospechan, o directamente saben, que hay un problema de violencia de género pero no quieren involucrarse.

Lo primero que elegimos fue el lema de la campaña, con una fórmula directa que busca la participación vecinal: Implícate.

¿Por qué implicarse? Por muchas razones: por la injusticia que representan estas situaciones; por el sufrimiento que causan y las vidas que destrozan, muchas veces literalmente; por el aislamiento social que muchas veces traen consigo, no para el agresor, sino para la propia mujer; por la dificultad de salir de ellas sin contar con apoyos externos… Optamos por resumirlas en una frase: porque “son as túas veciñas”. Las personas con las que convives diariamente, a las que saludas por la calle o con las que comentas sobre cualquier cosa, a las que conoces mejor o peor pero que pueden depender de tu ayuda.

La idea es que pertenecemos a una comunidad, y la comunidad no puede mirar para otro lado. Su obligación es tejer una red de apoyo que haga saber a las mujeres que padecen violencia de género que no están solas y que sus vecinas y vecinos son su primer apoyo.

Imágenes

El Centro de Información á Muller quería reflejar esa idea a través de imágenes, y así surgió una campaña de cartelería que huye del recurso de mostrar las consecuencias fisicas de la violencia de género y el dramatismo que sin duda representa este gravísimo problema, Al contrario, escogimos fotografías más “amables”, pero apoyadas con frases que destacan que las cortinas de cuadraditos rojos en las ventanas pueden esconder un infierno en el interior de la casa; que una puerta cerrada no ayuda por mucho que esté pintada de un color alegre; que al igual que las paredes oyen, muchas veces también nosotros oímos pero preferimos no escuchar.

Estos carteles se completan con otro que es la conclusión de lo que puede pasar si no nos implicamos: que la violencia de  género acabe con la vida de alguna de esas vecinas a las que damos la espalda con nuestra pasividad.

La campaña incluye un cartel de presentación en el que simplemente aparecen las frases que ilustran los demás: “Hai casas que non son un fogar”, “Se as paredes oen, ti tamén”,  “Non lles peches a porta” y, finalmente, “Non agardes a vela no xornal”.

Creemos que el mensaje es claro y esperamos que invite a la reflexión. Por nuestra parte, tenemos la convicción de que esta terrible lacra no acabará hasta que todos y todas hagamos lo que esté en nuestra mano para contribuir a que desaparezca.

¡Implícate!

 

Post by pingota

Comments are closed.